• banner-1.jpg
  • banner-2.jpg
  • banner-3.jpg
  • banner-5.jpg
  • banner_4.jpg

  

 

 

La última campaña estuvo caracterizada por el anuncio de restricciones en la disponibilidad de agua para riego debido a los efectos del Fenómeno del Niño en la costa norte del Perú. La represa de Gallito Ciego construida en 1987-1988 cuenta con un volumen de agua para riego de 639.10 hm3. El 28 de diciembre de 2015, las autoridades informaron que la represa se encontraba con un porcentaje ocupado del 33% con solo 130 MM3 de los 392 MM3 que debería tener para satisfacer la campaña arrocera. Esto significó una reducción en la dotación de agua disponible y en el anuncio de la suspensión de la campaña chica (que finalmente fuera anunciada en marzo de 2016). Este anuncio, sumado a la menor dotación de agua para el arroz impactó fuertemente en los ingresos de los agricultores del Valle.

También se registró un importante aumento en la temperatura máxima promedio en el valle. Durante la campaña 2013-2014 el promedio de la temperatura máxima en el valle fue de 28.3 °C mientras que en la campaña 2015-2016 el promedio de la temperatura máxima ascendió hasta los 30.1°C.

Adicionalmente, este año aumento el número y tipo de plagas y enfermedades directamente asociadas a los cambios en el clima. Un estudio realizado por el proyecto muestra el aumento en la presencia de Sarocladium oryzae o “Sogata” un hongo cuyo desarrollo se vincula a una mayor temperatura, una mayor densidad de plantas y una mayor humedad relativa ambiente. En la campaña 2015-2016 la Sogata desplazó a la Hydrellia wirthii o “Mosca minadora” que históricamente había representado la mitad del índice de daño en el arroz.

Sin embargo, los campos que aplicaron la TRSI mostraron una mejor capacidad de adaptación a los efectos del cambio en el clima con una producción ligeramente mayor a los campos testigos que aplicaron riego por inundación permanente.